palestinos israel enfrentamientoLa anexión parcial de Cisjordania, planeada por el gobierno de Tel Aviv, podría exacerbar el largo conflicto israelo-palestino, según alertaron hoy los cancilleres de la Liga Árabe durante una reunión virtual.

Los ministros de Relaciones Exteriores instaron a reanudar conversaciones entre las partes y reiteraron que la implementación de tal programa, impulsado por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, constituiría una violación del derecho internacional y echaría por tierra las salidas propuestas previamente, basadas en la visión de dos estados soberanos.

Rechazamos la anexión de cualquier parte de los territorios palestinos ocupados y advertimos que ese programa socavaría la solución de dos estados, los fundamentos del proceso de distensión y los esfuerzos hacia una paz justa en la zona, subrayaron en una declaración conjunta divulgada por la agencia Wafa.

Asimismo, los cancilleres pidieron a la comunidad internacional adoptar posiciones y acciones claras e influyentes para evitar la aplicación de dicho esquema anexionista, que Netanyahu amenazó con ejecutar a partir del pasado 1 de julio.

De acuerdo con funcionarios de Tel Aviv, el jefe de Gobierno espera por consultas con Estados Unidos, así como por un pronunciamiento al respecto del presidente de esa nación, Donald Trump, quien presentó en enero pasado el controversial Acuerdo del Siglo.

En virtud del mismo, el régimen sionista podría anexar a su territorio hasta un 30 por ciento de Cisjordania.

Los titulares de Asuntos Exteriores de Jordania, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, Egipto, Marruecos, Túnez, Omán, Kuwait, además del Secretario General de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit, reafirmaron su adhesión a la Iniciativa de Paz Árabe, que consideran la opción más inclusiva, precisó el comunicado.

Tal propuesta prevé la retirada de Israel de todos los territorios que ocupó en 1967, como condición para avanzar en una normalización de las relaciones con Tel Aviv, y la creación del estado palestino independiente y soberano en las fronteras anteriores a la ocupación y con Jerusalén oriental como su capital.

La víspera, el canciller israelí, Gabi Ashkenazi, aseguró que la anexión no será implementada inmediatamente, aunque sigue en la agenda de su Gobierno.

Estamos haciendo valoraciones desde el punto de vista diplomático y evaluaciones referidas a cuestiones de seguridad, añadió Ashkenazi, quien aboga por entablar conversaciones con los vecinos e intentar coordinaciones con los palestinos antes de llevar a vías de hecho la anexión.

La Autoridad Palestina (AP), que impulsa una cruzada diplomática en busca de apoyo, manifestó estar dispuesta a conversar nuevamente con Israel siempre que descarte dicha alternativa, la cual calificó de engendro con fines de despojo.

Pláticas que deberán transcurrir con los auspicios de facilitadores como la Organización de Naciones Unidas y bajo el paragua de las resoluciones emitidas por ese organismo multilateral.

Escribir un comentario