El gobierno de facto allanó la vivienda del exministro de la Presidencia Juan Ramón QuintanaLa Paz.- La persecución política contra exintegrantes del ejecutivo de Evo Morales por el Gobierno de facto instalado en Bolivia después del golpe de Estado de hace más de un mes, sigue mostrando hoy su lado más oscuro.

Así lo confirman informes de medios locales que publicaron el allanamiento aquí la víspera de la vivienda del exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, lo que se suma a la negativa de las autoridades actuantes a entregarle un salvoconducto para que abandone el país.

El inmueble fue requisado en el contexto de la causa que tiene abierta el exfuncionario por presuntos delitos de sedición, terrorismo y financiamiento al terrorismo, según los golpistas.

''La finalidad de una acción investigativa de estas características es poder proceder a la ubicación y secuestro de cualquier elemento que tenga relación con el o los tipos penales que se investigan en estos casos'', dijo durante el operativo el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Iván Rojas.

Hace varios días personalidades y organizaciones del mundo se han unido en una campaña internacional para exigir al Gobierno de la autoproclamada presidenta Jeanine Áñez que otorguen los salvoconductos a las exautoridades refugiadas en la embajada de México.

En el grupo hay ocho hombres y una mujer relacionados en la lista de perseguidos políticos que el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, anunció que iba a 'cazar', de acuerdo con las denuncias.

Entre ellos se encuentran Quintana, el exministro de Gobierno Hugo Moldiz y Raúl García Linera, hermano del exvicepresidente Álvaro García Linera.

Diversos observadores opinan que la negativa del gobierno de facto de dar los salvoconductos es violatoria del derecho internacional público y de manera particular de la Convención de Ginebra.

Como parte del ambiente represivo que vive esta nación, se conoció este viernes que personas de civil secuestraron a Marcial Escalante, vicepresidente del Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) de Yapacaní, en el departamento boliviano de Santa Cruz.

Escalante recién había regresado de una reunión con Evo en Argentina y se presume que esa es la razón por la que en estos momentos se halla en paradero desconocido.

También Luis Hernán Soliz, exasistente del exmandatario fue detenido y su casa la allanaron sin que se encontraran elementos que lo inculparan de algún delito, advirtió de inmediato su abogado.

La violencia y represión costó la vida de más de 30 personas en Bolivia, en especial desde que escaló la crisis institucional y política que vive el país tras la asonada golpista del pasado 10 de noviembre.

Escribir un comentario