received 168857617845277

Las Tunas.- Durante el año 2019, los máximos directivos del béisbol cubano llevaron una consulta popular a lo largo del archipiélago para buscar nuevas variantes y posibles soluciones a la crisis de la pelota. Como parte de esa medida surge la idea de un Centro de Entrenamiento capaz de aglutinar los mejores talentos para pulir sus deficiencias, a la par de mejorar las habilidades de las futuras estrellas.

 

Por estos días se publican los listados de prospectos bajo el ojo especializado de la Comisión Nacional y los principales entrenadores de cada provincia. Siendo esta la primera nómina, pueden notarse ciertas ausencias, por lo cual el Comisionado Nacional, Ernesto Reynoso, aclaró que “se trata de una relación viva, abierta a nuevas propuestas y a todas las correcciones necesarias”.

Las Tunas solo cuenta con el jugador de cuadro Denis Peña, al tiempo que peloteros como Dailier Peña y el mayor talento del Balcón de Oriente, Osmani Urrutia Jr., esperan por una próxima inclusión a petición de voces autorizadas de la provincia.

En los últimos tres años, los Leñadores ostentan los resultados más estables dentro de la élite del pasatiempo nacional. Por tanto, la cifra de nombres a considerar dentro de los talentos a nivel de país se convierte en ínfima para un equipo con pretensiones de mantener buenos resultados en los campeonatos venideros.

Dentro de los males encumbrados en el béisbol nacional está latente la emigración de las principales figuras en las diferentes categorías, de manera que los torneos locales, y otros internacionales, se convierten en vitrina de lujo donde son observadas por scouts de las mejores ligas del mundo.

La novena tunera no ha estado exenta de tal situación. Más bien se puede catalogar como una “mina de oro” cuando se retoman los nombres de los grandes talentos, quienes actualmente despliegan todas sus habilidades en terrenos lejanos a la Mayor de las Antillas.

En la mente de cualquier aficionado local la pregunta llega como recta de 100 millas por hora: ¿De haberse hecho antes cuántos peloteros tuneros habría? Un fenómeno por encima del ámbito deportivo que, a día de hoy, es herida abierta por donde se desangra el talento nacional, mientras baña con gloria las camisetas de equipos distantes.

La desigualdad económica es el gran adversario, pero se puede hacer más por estos jóvenes, también por todos los peloteros en general, sin olvidar en primer lugar que son ciudadanos con necesidades comunes y luego estimularlos en correspondencia con el rendimiento deportivo de cada cual. Una respuesta simple donde conseguir mucho lleva tan solo un poco más de humanidad.

Escribir un comentario