bioma manati2427

Manatí, Las Tunas.- Todos los sueños pueden hacerse realidad, si se tiene el coraje de perseguirlos. Pero el futuro soñado no llega a través de la magia; toma sudor, determinación y trabajo duro.

Precisamente, eso buscó el esfuerzo de los trabajadores de la unidad básica de producción cooperativa (UBPC) 13 de Marzo, con la visión y acompañamiento de especialistas de la Estación de Pastos y Forrajes Indio Hatuey y factores del territorio, quienes garantizaron la introducción de tecnologías apropiadas para la explotación y uso de las fuentes renovables de energía (FRE).

Se abrieron así, un poco más, las puertas del desarrollo para Manatí. Un municipio azucarero de la región norte de Las Tunas, que desde el 2002 perdió su central, se desmovilizó su fuerza obrera y la caña quedó para los planes de otros ingenios de la provincia.

El municipio portuario, de hombres y mujeres amantes del fútbol y el danzón, se quedaba solo con la cultura y un vacío económico que más tarde llenó al incursionar como pionero en la implementación de proyectos para el desarrollo local.

Esta nueva forma de gestión con financiamiento extranjero garantizaba fábricas para la producción de alimentos y tributaba al perfeccionamiento de los servicios, la diversificación de producciones, la capacitación de las personas en función de las nuevas tecnologías, la generación de fuentes de empleo a hombres y mujeres, y el mejoramiento de sus condiciones de vida.

En este escenario de trasformación llegó el proyecto Bioenergía, con el objetivo de garantizar plantaciones de Jatrophas curcas: planta de cuyas semillas deriva un aceite capaz de producir biodiésel y que puede sustituir las fuentes de energía fósil y nuclear sin provocar aumento en las emisiones que producen el cambio climático. Permite, además, la eliminación de buena parte de los desechos orgánicos rurales y urbanos. Es una fuente energética capaz de sustituir al petróleo en el sector del autotransporte.

De esta manera, con la idea de hacer coexistir la agroenergía, la seguridad alimentaria y la protección del ambiente, se asumió el proyecto que reactivó las prácticas agrícolas en la UBPC 13 de Marzo y la unidad empresarial de base (UEB) El Raúl. Antes se aprovechaban algunas hectáreas (ha) en las cercanías de Vista Hermosa para crear un banco de semillas y así garantizar la siembra de las 100 hectáreas planificadas.

 ¿Por qué el desarrollo del proyecto en una bufalina?

La idea era aprovechar 100 hectáreas ubicadas en la "13 de Marzo", a unos 13 kilómetros de Manatí, en la comunidad del Rincón. Se persiguió de esta manera mejorar los suelos salinos mediante el empleo del bioabono producto del aprovechamiento de las excretas de este ganado.

Asimismo, 40 ha fueron intercaladas con cultivos varios de ciclo corto con el objetivo de aportar a la canasta básica del manatiense y contribuir con el autoabastecimiento del territorio. Mientras las 60 ha restantes se intercalaron con pastos y forrajes para el alimento animal, fundamentalmente pastos híbridos, con el fin de mejorar la alimentación de la ganadería vacuna.

En relación con la unidad agropecuaria El Raúl que pertenece a la UEB Integral Manatí, se decidió utilizar una de sus instalaciones para el desarrollo de un laboratorio con el objetivo de certificar semillas de Jatrophas curcas, y otras simientes, por requerimiento de la cooperativa y el sector de la Agricultura.

En otra de sus naves se debe ubicar una planta destinada a la producción de 400 litros diarios de biodiesel. Cantidad que exige, con el desarrollo paulatino del proyecto, unas 400 ha, y por tanto, un incremento de estas plantaciones en otras cooperativas.

Resultados, alianzas, beneficios…

Mujeres más independientes desde lo económico, hombres y féminas compartiendo roles laborales y saberes sobre el cuidado del medio ambiente, la equidad, la energía renovable. Bioenergía es un proyecto que hoy brinda oportunidades a agricultores sobre la base de una capacitación enfilada a potenciar técnicas que van desde el sembrado hasta la producción de biocombustible. En este aprendizaje devienen imprescindibles las alianzas fortalecidas con el Centro Universitario Municipal (CUM), el Centro de Desarrollo Local (Cedel) y el sector de la Agricultura.

Hoy en la UBPC 13 de Marzo se han sembrado unas 23 ha de Jatrophas curcas intercaladas con cultivos de boniato. Las lluvias de la primavera se aprovechan para garantizar la siembra y dejar listas en diciembre las 100 ha planificadas.

Bionergía es presente y futuro para los manatienses. Es un proyecto visionario que busca garantizar más empleos en esta zona rural, producir directamente biodiesel ante las carencias de combustible del país, abogar por la soberanía económica de la mujer campesina y por el desarrollo agropecuario en concomitancia con el cuidado del medio ambiente.

Ya el campesino sabe con base qué representa Bioenergía: ese sueño tecnológico para lograr la sostenibilidad en la esfera agraria y energética, tan necesaria para echar andar un pueblo.

Escribir un comentario