no alcigarro

Las Tunas.- La Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) en Las Tunas se inserta en la prevención a las adicciones desde un programa de trabajo intenso y flexible. Así lo explicó a 26 Digital Yudier Comendador, miembro del Buró Provincial de la UJC.

El joven directivo asegura que el diálogo con los más bisoños en todos los espacios posibles, el trabajo multisectorial y el potenciar espacios de recreación sana resultan la fórmula que va dando frutos en Las Tunas.

“Cada año dedicamos un tiempo importante a actualizar la información que tenemos. En función de eso podemos llegar a todas partes con actividades que verdaderamente ayuden en la solución de los problemas y también nos podemos mover por los sitios de la provincia que más necesitan nuestras intervenciones sobre estos temas.

“Damos prioridad, por ejemplo, a las secundarias básicas, pero no olvidamos lo necesario de la presencia también en los preuniversitarios y las universidades. Dentro de estas últimas, especialmente, en las residencias estudiantiles.

“Llegamos, además, con frecuencia, hasta las comunidades que requieren una atención diferenciada y lo hacemos con un programa variado en virtud de la recreación sana. Este año decidimos incluir en estas acciones a las zonas costeras de Las Tunas. Sabemos que hay experiencias riquísimas con estos muchachos. Y son lugares que requieren una mirada intensa en la Cuba de hoy.

“La Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM) tiene los proyectos No Seas Uno Más y La FEEM por los Barrios. El primero se desarrolla entre los meses de febrero a abril y apuesta por la intervención en los grupos y con la Enseñanza Media Superior. El segundo vive su cuarta edición en este mes de enero y ha dado excelentes resultados en los vecindarios.

“De la mano del Movimiento Juvenil Martiano hemos llegado a comunidades como San José, Las Margaritas, Palancón, Alturas de Buena Vista, El Marabú y otras. Ir a estos sitios con un mensaje de NO a las adicciones, que sea fresco, dicho desde el lenguaje de un joven a otro, da buenos dividendos. Ahí también estamos”.

Comendador, con una trayectoria de varios años en estos avatares, asegura que ha crecido bastante en Las Tunas el tratamiento a las adicciones desde la UJC. Y sí, considera que la percepción de riesgo es ya más notable. Por eso se ríe un poco de quienes valoran que el acceso a la información va de la mano con el consumo y hasta el tráfico.

“Sorprenden, incluso, los adolescentes, con criterios muy valerosos en torno a estos temas. Eso es fruto de la reflexión colectiva, del conocimiento al que llegan por diversas vías y es muy bueno. Hay que involucrarse en el día a día de los jóvenes cubanos. Saber cómo piensan, qué les interesa y por dónde andan sus inquietudes.

“Lo estamos haciendo también involucrando al movimiento de artistas aficionados, que es amplio y, además, al deportivo. Porque la recreación salva, cuando es sana, no lleva alcohol, no promueve malos hábitos. Hace falta más todavía. En eso andamos. Puede ser en la discusión de un documento en el aula, en el comité de base o puede ser a través de una aplicación para móviles, todo lo que ayude, lo tenemos en cuenta”.

Escribir un comentario