alimentos

Manatí, Las Tunas.- En la primera semana asumieron las labores con el mismo compromiso con el que habían desandado Cuba atendiendo diversos programas de la economía. El primer mes ya los conocían y esperaban con beneplácito. Hoy, los trabajadores sociales de Manatí continúan acercando los alimentos a los asistenciados, no como un deber, sino con el regocijo de contribuir a la lucha contra la Covid-19.

Yajannis Herrera Wong, subdirectora de Prevención, Asistencia y Trabajo Social (PATS) en el territorio, asegura que su misión ha sido proteger a las personas y grupos vulnerables en el actual contexto epidemiológico.

La directiva asegura que a más de 400 pobladores, en su mayoría de la tercera edad, se les garantiza la entrega de almuerzo y comida para evitar que vayan a los mercaditos de la familia.

A los 14 trabajadores activos con los que cuenta el municipio se sumaron además, vecinos y personal de otros organismos que cambiaron de labor, para auxiliar a los más necesitados.

Herrera Wong puntualiza que el número reducido de trabajadores sociales constituye un freno para el grupo de PATS en Manatí, pues atienden tareas priorizadas como brindar servicios de alimentación y entregar chequeras en las comunidades. Sin embargo, esta limitante no les impedirá continuar aportando a la batalla contra el nuevo coronavirus.