El Presidente cubano, junto al Segundo Secretario del Partido y otros miembros del Buró Político del país, encabezó el acto por el aniversario 60 del Minrex.La Habana.- "El Ministerio de Relaciones Exteriores abrió los brazos a los nuevos diplomáticos del pueblo que orgullosamente representaban. Se ha hablado muchas veces de que esta institución no la fundaron diplomáticos de carrera, sino diplomáticos a la carrera, pero aquellos hombres y mujeres, muy jóvenes la mayoría, tenían el mejor de los diplomas: el de revolucionarios, patriotas, martianos y fidelistas".

Así dijo el miembro del Buró Político del Partido, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de la República, al hablar en el acto conmemorativo por el aniversario 60 del Minrex, recordando el inicio de esa institución en Revolución, en acto que rindió tributo a los mártires de la diplomacia revolucionaria y contó con la presencia del segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, José Ramón Machado Ventura; los miembros del Buró Político Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular; y Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores, así como otros integrantes del Consejo de Ministros.

El jefe de Estado cubano afirmó que el Minrex es la primera trinchera de batalla de la Revolución Cubana en el exterior, y ha desempeñado su importante rol de manera ejemplar, como fiel aporte a la política del Estado. En la Sala Universal de las FAR, Díaz-Canel aseguró que la diplomacia de Cuba tiene como principal protagonista al pueblo y es un reflejo de los principios de la Revolución. En el alma de esta institución están las ideas del Héroe Nacional de Cuba, José Martí; del Comandante en Jefe Fidel Castro, y del inolvidable Canciller de la Dignidad Raúl Roa, sostuvo.

Recordó las palabras del primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz, en su discurso en el aniversario 70 de la ONU: "Podrá contar siempre la comunidad internacional con la sincera voz de Cuba frente a la injusticia, la desigualdad, el subdesarrollo, la discriminación y la manipulación; y por el establecimiento de un orden internacional más justo y equitativo, en cuyo centro se ubiquen, realmente, el ser humano, su dignidad y bienestar".

Isabel Allende, de larga y fructífera trayectoria diplomática, entre la que sobresalen sus responsabilidades como viceministra, embajadora y rectora del Instituto de Relaciones Internacionales Raúl Roa García, exteriorizó el sentimiento de sus compañeros al compartir con los presentes que "la diplomacia cubana adoptó en 1959 un adjetivo que la acompañaría siempre: el de revolucionaria, y el cual ha defendido en todos los escenarios, con fiel apego a las bases del Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas".

Agregó que lo realizado por el Minrex en estas seis décadas no ha sido sino servir a los principios de la Revolución, con una política exterior consecuente con el ideario martiano, gracias al fuerte liderazgo de Fidel. (Granma)

Escribir un comentario