mercado1

Las Tunas.- La planificación y descentralización han mostrado su valía para enfrentar al nuevo coronavirus, convinieron directivos de la rama económica en esta provincia, quienes no negaron las tensiones a que está sometida la producción y los servicios aquí, incluso, cuando tenga lugar una eventual fase de recuperación.

En los últimos meses, la economía de Las Tunas, como la del resto del país, ha vivido una paralización forzosa para cumplir con el distanciamiento físico, único modo de frenar la propagación del SARS-CoV-2. Ante tal situación, los recursos han ido a las actividades esenciales que respalden los servicios básicos y las exportaciones, afirmó ante las cámaras de TunasVisión Rafael Torres Rosales, director de Economía y Planificación.

En lo primero, ejemplificó, asegurando al Sistema de Salud; y en lo segundo, garantizando lo necesario para continuar produciendo rubros claves como el azúcar, la miel y el carbón.

Por su parte, Ernesto Cruz Reyes, director de Finanzas y Precios, explicó que Salud ha tensado sus fuerzas para enfrentar una emergencia sanitaria sin precedentes en la historia de Isla. Esto, comentó, ha implicado que el presupuesto provincial incurriera en gastos adicionales para afrontar el imprescindible establecimiento de los centros de aislamiento y otras acciones relacionadas con la atención médica a los pacientes de la Covid-19.

Desde el punto de vista presupuestario, añadió, se ha registrado una contención de gastos en sectores como Educación y Cultura, que paralizaron su gestión, mientras acaeció una reorientación de las erogaciones hacia los priorizados. Las afectaciones, subrayó, también incluyen al sector empresarial pues, aunque este tenía provisiones para casos de emergencia, el impacto es innegable en sus presupuestos internos. Los gastos para mantener la protección salarial a los trabajadores que están en sus casas, dijo, es apreciable y “estamos al tanto de las empresas que no podrán asumir esos gastos adicionales”.

Por otro lado, Rafael Torres Rosales destacó que el combate a la pandemia ha sido importante para fortalecer los mecanismos de descentralización ya existentes. En particular, acentuó, para entrenar a los directivos de los municipios en cómo tomar decisiones, articular los procesos y combinar a los diferentes actores sociales en función de las soluciones para diversos sitios.

“Cada territorio tiene programas nacionales que van dirigidos a mantener un grupo de servicios y desarrollar otros procesos; en la medida en que estos se articulen con sus propias posibilidades será mayor su desarrollo”, señaló.

Sin descuidar lo logrado hasta el momento, Las Tunas ya modela cómo será el escenario de la fase de recuperación. Al respecto, el titular de Economía y Planificación en el Balcón del Oriente Cubano indicó que hacerlo implicará trazarse objetivos más claros en función de la afectación que se produzca. “La recuperación será paulatina”, insistió.

Recalcó que no se trata de establecer una comparación mecánica con el llamado Período Especial que siguió a la desaparición de socialismo europeo a finales del siglo pasado. “Estamos mejor preparados y somos más independientes. Saldremos adelante en la medida en que estemos más unidos y atenidos al panorama concreto”, concluyó.

Escribir un comentario