lecheJobabo, Las Tunas.- Jobabo tiene posibilidades de cumplir el plan de entrega de leche a la industria al cierre del 2019, incluso, sobrecumplir cuatro millones y medio de litros previstos en la contratación inicial si se mantienen las bases productivas al ritmo actual y no se dan más problemas con el acarreo como en los meses de septiembre y octubre.

La realidad es que el ritmo de producción ha decrecido en los últimos dos meses, especialmente en noviembre, que cerró con 385 mil 100 litros vendidos a la Empresa de Productos Lácteos, unos 71 mil litros por debajo de la cifra prevista, sin embargo, ello no trunca del todo este renglón, que venía con cierta ventaja en el acumulado.

El peso fundamental recae en las cooperativas de créditos y servicios (CCS) Jorge Aleaga, Adriano Nieves, Antonio Fernández, Victoria de Girón, Luis Boris Yate, Victoriano Martínez y Rafael Trejo, las cuales sobrepasan el cuarto de millón de litros cada mes, alrededor del 75 por ciento del total de la producción del municipio.

El promedio de entrega diario, según los datos generales de noviembre, está en unos 12 mil litros, contando una parte significativa, casi la mitad, que se hace queso y que igualmente se recepciona para el procesamiento industrial. Tales cifras deben comportarse más o menos similares en diciembre, precisan especialistas.

Comparado con otros calendarios, y si se miran las estadísticas de estos últimos meses del calendario, a Jobabo no le ha ido mal en la zafra lechera, incluso, se nota un ligero crecimiento en el sector pecuario, pero siguen golpeando inestabilidades en cuestiones de manejo.

Principalmente hay deficiencias en la parte genética, la garantía de alimento animal, organización del acarreo, problemas con los viales en áreas de notable capacidad productiva y algunos rezagos en el control y exigencia tanto a nivel de las juntas directivas de las unidades como en las estructuras de dirección del grupo ganadero.

Una ventaja para garantizar la recogida y evitar problemas en el acarreo es el funcionamiento más o menos estable de 18 termos frío repartidos en puntos claves que facilitan la ruta que sigue el transporte del Lácteo, sin embargo, se señalan problemas con la calidad en las instalaciones ubicadas en Las Caballerías, Las Margaritas de San Antonio, y El 60, un asunto que combinado con otras zonas en diferentes momentos ha venido golpeando la principal fuente de ingresos de las cooperativas jobabenses.

Todo lo que resta es esperar a ver cómo se comporta diciembre, a ver si los pronósticos se cumplen y Jobabo cierra el 2019 con un acumulado por encima de los cuatro millones y medio de litros de leche, una cifra que genera buenos ingresos al sector cooperativo y campesino, y deja sus aportes significativos al presupuesto estatal.

 

Escribir un comentario