industria pequera LasTunas foto angeluis

Las Tunas.- Un intenso trabajo realizan actualmente las unidades subordinadas a la Empresa Pesquera Pescatún, de la provincia, para garantizar alimentos a la población de los ocho municipios, en medio de una situación excepcional impuesta por la presencia en Cuba del virus SARS-CoV-2.

Así lo confirmó el director de Producción de la entidad, Adalberto Leyva Segura, quien acotó que aquí la actividad tiene dos ramas fundamentales: la acuicultura y la pesquería marina, con las plataformas norte y sur; y desarrolladas en las unidades empresariales de base de Puerto Padre, Manatí y Guayabal, en “Amancio”.

En el caso de la acuicultura, precisó que “todo comienza con la producción de alevines y hoy se encuentran en la recuperación de los tanques destinados a producir la semilla, lo que es fundamental para que haya peces como tenca. Esta especie es la que facilita la masa para el conformado de croquetas, picadillo condimentado, embutidos, hamburguesas y otros surtidos”.

Explicó que de las 45 hectáreas con las que cuentan, trabajan en la reanimación de 16; nueve de ellas quedarán listas antes del cierre del año y las siete restantes las concluirán en el próximo calendario. De conjunto, darán una producción de 15 millones de crías.

Leyva Segura significó que algunos organismos, como la Delegación del Ministerio de la Agricultura y la Empresa Azucarera, se sumarán a la actividad con la siembra de alevines en embalses para el aporte a la alimentación de sus colectivos.

En el caso de las clarias recordó que inicialmente las personas tenían dudas; pero luego las aceptaron y las prefieren en filetes, fundamentalmente. Incluso, destacó que con ellas se cubre una parte de las dietas médicas de la población.

“Ahora el territorio está inmerso en la corrida del pargo, en el litoral sur, y próximamente viene la de la cojinúa. Ya estamos preparando las embarcaciones y otros aseguramientos que lleva esta campaña. Para octubre será la corrida de macabí. Pero estas producciones no son grandes volúmenes.

“Lo que más se captura es el machuelo y la anchoa y, por supuesto, lo que más vendemos. Por ejemplo, en el año 2019 obtuvimos 348 toneladas de machuelos y en el caso del pargo, apenas tres”.

Puntualizó que durante abril en las 14 pescaderías vendieron 30 toneladas de croquetas y que beneficiaron a unos 49 mil núcleos con un paquete per cápita, lo que continuará en las próximas semanas, tal como se había establecido.

“No nos detenemos. Comenzamos con la elaboración de embutidos, que ha tenido aceptación. Hemos hecho ventas a sectores priorizados, como Salud, y mantenemos nuestros compromisos con la red de restaurantes, los que continúan su servicio de comidas para llevar, en pos de que las familias permanezcan en casa”.

Aclaró Leyva Segura que la demanda es mucha y lo pescado muy poco; pero se vislumbra una mejoría a partir del mes de julio, lo que será posible con gran voluntad de los trabajadores, empeñados en mantener la condición de más destacados del país, tanto en la acuicultura como en la pesquería marina.

Escribir un comentario