alimentostunas19

Las Tunas. - “En la medida en que se potencien nuestras producciones, además de lograr satisfacer las necesidades de la población, también propiciamos el desarrollo del sector y un mayor encadenamiento agrícola”. Tal y como lo expresó el presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, obtener más alimentos constituye hoy prioridad para el Estado cubano, y esa es la máxima que también acompaña a este territorio oriental.

En ese sentido, al decir del delegado de la Agricultura en esta provincia, Omar Pérez López, si bien es cierto que hay grandes avances en cuanto a la recuperación de atrasos originados desde inicios de la campaña, todavía se dista mucho de cumplir las demandas de la población en cuanto a viandas, hortalizas, frutas y proteínas.

“Hoy tenemos resultados positivos en la siembra, se actualizan los planes previstos y eso se ha logrado en gran medida gracias a un despertar de los productores, más comprometidos con la Revolución en estos momentos de crisis y además, por el aporte recibido de combustible que se destinó para la agricultura, el cual es utilizado de manera eficiente”, señaló Pérez López.

En relación a la campaña de siembra de primavera, desarrollada hasta el próximo mes, el representante del Ministerio de la Agricultura (Minag) aquí informó que “ya hay unas 20 mil hectáreas de cultivos, entre las cuales se incluyen cerca de cuatro mil para productos de ciclo corto, con 400 hectáreas de boniato, dos mil 500 de maíz y calabaza; y en junio se va observando una mejoría en ese proceso que demuestra lo que se puede lograr”, explicó.

Asimismo, el delegado notificó que vendrán tiempos difíciles, pues todavía no se encuentran las producciones en su mejor estado de cosecha, y lo que se ha ratificado para el mes, cuatro mil 148 toneladas de productos en total, no responde en gran medida a las demandas.

“De esas cantidades, mil 617 son de viandas, cubriendo solo el 41 por ciento de la demanda; de hortalizas suman unas 795, en su mayoría de calabaza, para el 30 por ciento de lo que se pide; mientras que en las frutas sí hay mejores resultados con mil 500 toneladas, porque además de garantizar la que se expende directamente a la población, hay que asegurar las destinadas al turismo y a la industria para su procesamiento”, señaló.

Al referirse a los granos, detalló que dispondrán para el mes de aproximadamente 134 toneladas, las cuales, divididas en su mayoría entre maíz tierno y frijol caupí, se priorizan para la alimentación animal y el balance para su entrega normada, respectivamente.

En otros pormenores acotó que el tan codiciado plátano vianda comenzará a percibirse con mayor cantidad para septiembre, a la vez que la yuca está planificada para octubre y noviembre, cuando tendrá su mejor pico de cosecha.

Como prioridad del territorio, no se ha dejado a un lado la producción de alimentos, se intensifica el trabajo por municipio y dan seguimiento a los cultivos, “porque las siembras no siempre son sinónimos de cosecha, hay que garantizarles atención para lograr las parcelas, convertidas posteriormente en alimentos”, enfatizó Pérez López.

Recalcó la necesidad de incrementar la fuerza de trabajo y las variantes a fin de conseguir mejores sistemas de vinculación con el área de trabajo, y que esto sea un atractivo motivacional para quienes laboran en la agricultura. A tenor de ello, “desarrollamos nuevos modelos de gestión para el uso de la tierra y así se va compensando a quienes la hacen producir”.

Al exponer la situación de los 31 polos productivos, Omar Pérez reseñó que cuentan en total con más de 14 mil hectáreas. "Estamos con respecto a años anteriores en mejores condiciones, pero la sequía, la falta de productos químicos y el déficit de combustible han impedido que estos se desarrollen como deberían ser”.

Se refirió además, al polo creado en Fleitas, Manatí, el cual posee unas mil hectáreas, todas con riego para la proliferación de plátanos y manifestó que allí ya hay 92 hectáreas sembradas y serán 247 comprometidas para fines de junio, las cuales darán una garantía de producción estable en los próximos meses.

Jaime Chiang Vega, vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial, destacó en este tema que la agricultura y con ella la producción de alimentos, es la primera prioridad. “Hay que trabajar más las hectáreas para que se traduzcan en productos para la mesa de los tuneros y junto a eso, nosotros estamos enfrascados en la búsqueda de alternativas y de áreas con el mayor rendimiento para potenciar los cultivos, además de prestarle atención a su comercialización a fin de velar que lleguen al destino correcto”, concluyó.

Escribir un comentario