calles tunas8

Las Tunas.- El Ministerio del Interior (Minint) en esta oriental provincia elaboró un plan de aseguramientos en el empeño de proteger a la ciudadanía durante la etapa veraniega, y como parte de la recuperación pos-Covid-19.

Yordanis Sánchez Pérez, segundo jefe de la Policía en el territorio, dijo en la emisora local Radio Victoria que mantendrán la vitalidad de las fuerzas y medios disponibles. Igualmente, los combatientes y jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias continuarán compartiendo el trabajo en los diferentes escenarios de actuación, fundamentalmente en las unidades destinadas al expendio de alimentos a la población.

En este período prosigue el enfrentamiento al delito y a las ilegalidades con un incremento gradual de las medidas de vigilancia y patrullaje. Según refirió actúan con máximo rigor sobre los llamados “coleros” concentrados alrededor de las tiendas. “No podemos entender que aprovechen determinados horarios para hacer un listado y cobrar por ello”.

Ejemplificó que en 48 horas más de 30 personas fueron trasladadas hacia las estaciones de Policía por dedicarse a esta actividad y aseguró que con ellas ya se había hecho una labor profiláctica. 

Sánchez Pérez puntualizó que quienes incurren en esas acciones son presentadas ante la comunidad para lograr -de conjunto con el pueblo- que desistan de sus propósitos. “Hemos tratado este tema con seriedad, obteniendo indicaciones del Consejo de Defensa Provincial para actuar con el máximo de inteligencia y exigencia”.

En el verano, dijo, la Policía estará en las playas para enfrentar las indisciplinas. De antemano, acompaña a las autoridades políticas y de gobierno en los diferentes recorridos por el litoral costero, con el fin de organizar los procesos.

“Hemos asegurado fuerzas, fundamentalmente de la parte de tránsito, que permitan monitorear y regular el cumplimiento de las medidas establecidas, relacionadas con los puntos de alcoholemia, puntos de control y otras. En la semana recién concluida trabajamos intensamente en el restablecimiento de la señalización en el litoral costero y establecimos para los vehículos un límite de velocidad de 60 kilómetros por hora, teniendo en cuenta las dificultades de la carretera”.

Sánchez Pérez afirmó que en la provincia disminuyen los tres indicadores de accidentalidad: ocurrencia de estos hechos, fallecidos y lesionados. No obstante, hay que extremar las precauciones en la vía para no lamentar la pérdida de vidas humanas, sobre todo en el período estival, en el que tantas personas aprovechan para viajar.

Escribir un comentario