cornavirusOPS

Hanoi.- Los enfermos de Covid-19 en Vietnam suman hoy 288, pero debido a la repatriación de 17 nacionales que dieron positivo tras regresar de Emiratos Árabes Unidos.

La comisión nacional encargada de contener la pandemia indicó que las infectaciones comunitarias, o sea no "importadas", se mantienen en 268 desde hace 22 días.
Antes, otros tres vietnamitas repatriados desde Japón dieron positivo al SARS-Cov-2 en cuanto llegaron.


Afortunadamente, por lo menos hasta ahora, no ha ocurrido lo mismo con otros mil 700 vietnamitas traídos de Canadá, Francia, Tailandia y los propios Emiratos Árabes Unidos y Japón.


En los próximos días, con el mismo objetivo, se realizarán vuelos a Estados Unidos y Malasia.


Tales operaciones, lejos de empañar los avances de Vietnam frente a la enfermedad los enaltecen, pues son expresión de la voluntad del gobierno de no dejar atrás a uno solo de sus ciudadanos.


La enfermedad no ha podido cobrarse víctimas mortales desde que entró al país hace tres meses y medio, y los casos recuperados ascienden a 232. Los que aún están hospitalizados evolucionan favorablemente.


Fundándose en tan prometedor panorama, el miércoles la comisión nacional encargada de contener la pandemia consideró que esta había sido controlada en lo fundamental y dio por iniciada una etapa de "nueva normalidad" en el país.


Ya hay condiciones para normalizar la producción, los servicios y la vida cotidiana en general, pero bajo condiciones especiales porque la situación en otras nacionds es muy compleja y pudiera comprometer lo que hemos avanzado en este sentido, dijo el viceprimer ministro Vu Duc Dam.


El también jefe de la citada comisión recalcó la necesidad de mantener una estrecha vigilancia sobre los repatriados y otras personas que entran al país para evitar los lógicos riesgos de "importación" de la enfermedad.


Pidió además a las autoridades sanitarias, al ejército y la seguridad pública mantener activos los mecanismos de detección de eventuales nuevos contagiados para ponerlos en cuarentena de inmediato y dispensarles los tratamientos médicos de rigor.


Duc Dam apuntó que las medidas de distanciamiento físico pueden flexibilizarse, pero bajo criterios científicos que descarten cualquier riesgo de infectación.


La comisión indicó que los ciudadanos deben continuar usando mascarillas protectoras cuando estén en lugares públicos, mantener al menos un metro de distancia entre uno y otro y lavarse las manos regularmente con jabón antibacteriano o desinfectante.


Asimismo, autorizó la reapertura de centros que prestan servicios no esenciales siempre que puedan garantizar una adecuada distancia entre los usuarios. De la disposición aún están exceptuados bares, clubes y salas de karaoke.

Escribir un comentario