coronavirus119

Londres.-  Las muertes por Covid-19 en los asilos de ancianos de Inglaterra y Gales disminuyeron en las últimas semanas, aunque la pandemia todavía sigue teniendo un gran impacto en esos lugares, advirtió hoy una entidad oficial.

De acuerdo con el reporte de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS), en la semana que concluyó el primero de mayo pasado se registraron dos mil 423 defunciones asociadas al nuevo coronavirus en las residencias geriátricas inglesas y galesas, mientras en la precedente el número de fallecidos por esa causa fue de casi dos mil 800.

En total, al menos nueve mil 700 personas han muerto de Covid-19 en los asilos de ancianos de ambos territorios británicos desde que comenzó la epidemia, constató la ONS.

Según los datos publicados este martes, el virus mató a 17 mil 953 personas en Inglaterra y Gales en la semana 18 del año (hasta el primero de mayo), y aunque la cifra es menor a las anteriores, representa ocho mil 12 muertes más que el promedio del último lustro.

En sentido general, de los 247 mil 251 decesos reportados en ambas regiones hasta la fecha antes mencionada, en 33 mil 408 de ellos se menciona a la Covid-19 como causa probable del fallecimiento.

Las cifras compiladas por la ONS son superiores a las publicadas por el Gobierno, que solo incluye en sus reportes a las personas que dieron positivo a la prueba de la Covid-19 antes de morir, y que apenas un par de semanas atrás comenzó a contabilizar las muertes ocurridas en los asilos de ancianos, hospicios y domicilios particulares.

Según el conteo del Departamento de Salud y Atención Social, hasta ayer se registraron 32 mil 65 muertes en todo el país, incluidos los territorios de Escocia e Irlanda del Norte, y un acumulado de 223 mil 60 contagios.

Esos números ratifican al Reino Unido como la nación europea con más fallecidos a causa de la pandemia, y la segunda a nivel global, después de Estados Unidos, que reporta más de 80 mil víctimas fatales. 

Escribir un comentario