arianan si 300x211Puerto Padre, Las Tunas.- Cuando la vi en el primer grupo de profesionales para combatir la Covid-19 en el Hospital General Docente Guillermo Domínguez López, de Puerto Padre, una ráfaga de imágenes me invadió, de aquella niña que de la mano de su “tita” correteaba los espacios de la emisora Radio Libertad.

Y es que la admiración viene desde entonces. Perspicaz y muy respetuosa, Adrianita compartía con todos, a veces más dada a saber de los oficios, otras a observar; pero cada travesía era un mundo de confabulación con Alicia, su tía.

No cambió con el crecimiento, siguió igual de aplicada y muy centrada en sus propósitos. Adriana Cera Jiménez materializó el sueño de la familia completa al graduarse de doctora con excelentes resultados, los cuales le avalaran la especialidad de Cirugía.

Al conocer que su hospital se convertiría en centro de enfrentamiento al nuevo coronavirus no lo pensó mucho, sentía que estaba subutilizada y podía dar más, por eso sería de las primeras. Cuenta su mamá, que en casa encontró el apoyo y la enfermera de la comunidad asumió las curas de la abuela Alicia, esa misión cotidiana a la que Adrianita suma mimos que se vuelven únicos para aliviar el dolor.

En el equipaje, “la niña de la familia”, así como en los tiempos de escuela al campo, “llevaba de todo”. Ella, que es generosa, lo compartiría con sus compañeros. Estuvo al tanto de su profe Lastre, diabético, y de la “seño” que necesitó un pijama.

WhatsApp y Messenger se volvieron cómplices y nos hicieron vivir a su lado esa guerra contra la muerte en zona roja. Aciertos e infortunios de las largas jornadas pasaban de su teclado a mi pantalla con mucho lirismo. Ella que es ícono de sencillez y bondad, herencia de buen hogar, enfrentó con hidalguía las peripecias y se hizo más fuerte.

Ahora, en el hotel Las Tunas se mantiene por seguridad sanitaria en aislamiento y desde allí confirma que cuando le corresponda regresará a la sala, a la zona roja, porque es el sitio donde halla la expresión más hermosa de hacer bien por la existencia humana.