roilan desde Rusia

Las Tunas.- Por diferentes causas, miles de tuneros hoy se encuentran lejos de Cuba, diseminados por los cinco continentes, algunos en situaciones precarias, que comprometen su salud. El mundo se ha vuelto un lugar peligroso, casi a la altura de las películas postapocalípticas, alrededor de 372 mil 750 personas han enfermado de la Covid-19 y 16 mil 200 han perdido la vida por la misma causa. En medio de tanta incertidumbre, 26 Digital comparte los mensajes de coterráneos que, desde lejos, nos piensan y están en nuestros pensamientos.

yelanis n

“Acabo de tomar el metro de la Ciudad de México (al cual cada noche le aplican una esterilización). Hoy noté algo que me resultó curioso, cada día veo más gente con cubrebocas y el número de pasajeros disminuye. Salí de casa y me dije: 'Que todos los santos y los dioses me acompañen'. (Una por estos días se vuelve más creyente, y tiene más esperanzas). Agarré mi cubreboca y mis guantes.

“Memorizo cada día qué toco y dónde pongo mis manos, las cuales lavo hasta la saciedad con agua y jabón. Llego y limpio mi escritorio con gel antibacterial. Aquí, en el trabajo, hay una señora que cuando llegamos ya nos tiene los puestos limpios y confío tanto en ella, pero... otra vez la duda me asalta y para sentirme segura lo hago nuevamente. Sé que es extremo, pero en estos tiempos ya nada parece poco ante la precaución.

“México tiene decenas de casos reportados cada anoche. A las 7:00 pm la secretaria de Salud hace una conferencia para actualizar el estatus del país e insiste en las medidas sanitarias. Ya iniciamos la campaña Sana Distancia, que necesitamos mantenernos a un metro como mínimo uno del otro y que extrememos las medidas sanitarias (pero todavía no lo cumplimos y debemos hacerlo).

"Aun así, ya las escuelas están en receso, hay centros de trabajo que han tomado la modalidad home office. Pero aún somos muchos los que nos levantamos, tomamos el metro y rezamos porque ya estemos en el aislamiento como medida preventiva efectiva, y rogamos porque hayan garantías para esos sectores vulnerables que sí o sí salen cada día a buscar el sustento”: Yelanys Hernández, periodista.

 eduardo franciaEduardo, residente en Francia: “He salido a comprar y la policía custodia las colas. El control de las atestaciones es fuerte. Todo da pánico. Ver las calles vacías resulta terrible. Para pagar es horrible, nadie se quiere acercar, parece que tienes la lepra. Bueno, esto es peor. Todo el mundo se separa de uno a metros.

"En la farmacia, cuando voy a tomar mi presión arterial por el infarto que tuve, no me tocan. Es todo muy, muy raro. Con miedo, con tensión. Y más ver los hospitales… que ya seleccionan quiénes se quedan  y quiénes van a los campos de aislamiento, por edades, por condiciones de salud. Esto está separando al mundo.

“En las calles te topas a los policías y demás desinfectando todo, vestidos de blanco hasta las orejas. En fin, miedo… Se respira terror”.

lisandra desde venezuelaLisandra Fernández García y su esposo Javier Miguel Pérez: “Tenemos la ardua tarea de salir a diario a las calles, en Venezuela, a visitar a pacientes sospechosos que han tenido contacto con personas que han viajado a los países que ofrecen mayor riesgo de contagio.

“Tratamos de tomar las medidas necesarias, el uso de nasobucos y guantes y al llegar a la casa nos bañamos y ponemos la ropa al sol. Nos enorgullece la labor que realizamos aquí. Graduarse de médico es abrir las puertas de un largo camino que conduce a la más noble actividad que un ser humano puede hacer por los demás”.

Yaulén Ruiz Pérez, en China: “Soy profesora de la Universidad de Las Tunas, actualmente me encuentro en la República Popular China cursando la Maestría en Negocios Internacionales, en la Universidad de Economía y Negocios Internacionales (UIBE) en Beijing.

“Desde el mes de enero empezó en este país una de las epidemias más catastróficas de todos los tiempos, para nosotros los cubanos era algo extremadamente nuevo, pues nunca nos habíamos visto en esta situación, pero los chinos sí ya habían pasado por algo parecido en el 2003 con el SARS; sin embargo, esta vez la situación fue diferente, la Covid-19 es mucho más peligrosa y mortal.

yaulen china 2“De inmediato se empezaron a tomar las medidas pertinentes. Lo primero fue usar máscaras, pues era la vía más segura para evitar el contagio; la cuarentena obligatoria, en la que está terminantemente prohibido salir de las universidades y tampoco ningún personal ajeno a ella puede entrar; extremar las medidas higiénico-sanitarias, consumir alimentos bien cocidos y mantener la comunicación en todo momento con nuestros coordinadores de carreras.

“La embajada cubana se ha dado a la tarea de velar por nuestro bienestar, pues además de repartir máscaras para la  protección, se mantiene en constante comunicación con nosotros, siempre pendientes del estado de salud. Actualmente, en la Universidad donde curso estudios pasan dos veces al día para medirnos la temperatura, repartirnos mascarillas, circulan boletines de información sobre las orientaciones para contribuir a evitar el contagio y velar por nuestra seguridad y protección.

“Estos no son tiempos de cuestionar las medidas tomadas, son tiempos de entender que es necesario cumplir con lo establecido, son tiempos de usar mascarillas sin quejarse y de lavarnos las manos tantas veces como sea preciso, de salir solo lo necesario y no por diversión o negligencia. Son tiempos difíciles, es cierto; pero seamos responsables, cumplamos con las regulaciones, pues es la mejor forma de garantizar nuestra vida.

“A mi ciudad de Las Tunas le digo que sean fuertes, responsables, enaltezcan el nombre de nuestra tierra y estoy segura de que luego del paso de esta tormenta podremos hacer la historia de cómo un pueblo lleno de orgullo logró superar una de las pandemias más grandes que ha azotado a la humanidad. Ánimo mi gente, los quiero”.

Roilán García Bello, de la División de Copextel en Las Tunas, realiza un doctorado en Moscú: “En Rusia, con una población de 146 millones de habitantes hasta el día de hoy se han reportado 438 personas contagiadas. Las medidas para frenar al nuevo coronavirus se tomaron desde el mes de enero, cerrando la frontera con China a finales de ese mes, en la capital se dispuso cuarentena para quienes llegaran desde los países afectados.

“En esta semana, el Gobierno amplió la cuarentena a todos los viajeros que ingresan a la nación; a partir de la medianoche del día 23 de marzo se limitó temporalmente los vuelos de pasajeros desde el territorio ruso a otros puntos del orbe, se cerraron las fronteras con varios países, están limitando en forma progresiva la concentración de personas; cerraron museos, teatros; suspendieron actividades festivas y las clases e impulsan el trabajo a distancia.

“Además, están construyendo en la capital un nuevo hospital temporal para atender hasta 500 pacientes. Se orientó que las personas con más de 65 años y los que sufren enfermedades crónicas no salieran de sus hogares, solo podrían ir a farmacias y supermercados.

“La embajada en estos casos nos orientó que no salgamos de casa, solo lo necesario, y estar informados de las indicaciones que se dan en Rusia y el seguimiento a las del Gobierno de Cuba.

“Al pueblo de Las Tunas le digo que es importante asumir la responsabilidad de cuidarse, estar tranquilos en casa, y transmitir mucha paz en estos momentos. Nosotros estamos con clases online, cumpliendo nuestro programa de estudio. Tengan confianza siempre en las indicaciones dadas por la máxima dirección del país para que no se propague la enfermedad”.