1pesquisa estudiantes

Las Tunas.- Es de mañana y la enfermera del Consultorio 13, perteneciente a la policlínica Aquiles Espinosa de esta ciudad, explica en detalles a una embarazada, entre otras cosas, los cuidados que debe tener para evitar contagiarse con el SARS-CoV-2, causante de la Covid-19.

enfermeraLa gestante Liliannne Romero Corrales ya transita por el tercer trimestre del embarazo y además de los exámenes y atenciones propias de esta etapa, ahora es seguida, bien de cerca, por el personal sanitario de su comunidad; pues el peligro que entraña la pandemia mundial así lo amerita. Ante la enfermedad y su nefasta huella se impone la vigilancia extrema de cualquier manifestación respiratoria.

‟La enfermera me explicó que debo avisar y acudir al consultorio en caso de cualquier signo como resequedad en la garganta o tos. A su vez, debo lavarme las manos con abundante agua y jabón, echarme hipoclorito o alcohol. Mantenerme vigilante”.

Con una vasta experiencia en su quehacer, la licenciada Sonia Mora ofrece información precisa a sus pacientes y los asiste de manera oportuna. ‟Les recalcamos que deben extremar todas las medidas necesarias para no contagiarnos. El lavado de las manos ¡muy importante!, también les orientamos cómo hacerlo correctamente.

Todo el mundo tiene que usar el nasobuco; aquellos con algún síntoma respiratorio deben ir al médico cuanto antes y, además, realizamos el seguimiento casa a casa, con especial énfasis en las familias con adultos mayores, hacia quienes pedimos extremos cuidados por ser los más vulnerables”.

Codo con codo, labora con la licenciada Sonia Mora, la doctora Odelaydis Batista, jefa del Grupo Básico de Trabajo número dos. Para ella, en tiempos de la Covid-19, el mensaje de salud es claro:

‟Lo más importante es identificar y aislar a cualquier persona con sintomatología sospechosa, sobre todo, si ha tenido contacto con alguien proveniente del exterior o que haya estado en contacto a su vez con viajeros cubanos.

"Estamos haciendo muchas actividades de prevención para educar a la población. Nos estamos apoyando en los estudiantes de Medicina en la pesquisa porque lo más importante ahora es identificar a cualquier paciente con infecciones respiratorias agudas (IRAs)”.

EL AMOR TOCA A LA PUERTA

estudiantes

Con la naturalidad que los caracteriza y la voluntad de aportar en la vigilancia, prevención y control desde la comunidad, más de dos mil educandos de Medicina participan en Las Tunas en la pesquisa activa desde la Atención Primaria de la Salud. Se trata de una experiencia única que aporta a la formación médica y humana de estos jóvenes.

En un país que cuenta con una Universidad de Ciencias Médicas en cada territorio y una prestigiosa Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), los alumnos de la especialidad constituyen una poderosa fuerza en el empeño nacional de detectar casos sospechosos de IRAs.

Amanda Sánchez Ochoa, de tercer año de la Facultad de Ciencias Médicas, es una de esas muchachas que hoy participa en el pesquisaje activo. ‟Vamos a las viviendas, manteniendo la distancia necesaria con los dueños por su propio bien y por el nuestro. Preguntamos si presentan alguna manifestación respiratoria y si han tenido contacto con viajeros; de ser así llevamos sus datos al consultorio para que sean localizados y aislados, si es preciso, a su debido tiempo”.

La sinceridad es un elemento clave, cada respuesta de la encuesta epidemiológica debe ajustarse a la más estricta realidad. Así lo advierte José Miguel Mayedo Ochoa, también de tercer año de la carrera. Dice que en un escenario cotidiano estaría en el aula recibiendo clases, pero hoy el contexto es otro, y el trabajo en el terreno lo forma de muchas maneras.

‟Somos el apoyo del consultorio del médico y la enfermera de la familia. Lo más importante de esta labor y de la profesión es el sentimiento de humanidad que nos va inculcando”.

Cada pieza de este engranaje resulta vital, por eso en el terreno y junto a los estudiantes se halla Gretel Pérez Gutiérrez, docente de la Universidad de Ciencias Médicas que procesa y traslada hasta la dirección del área de Salud la información recogida en los barrios por los alumnos.

‟Los estudiantes visitan las casas y en su desempeño observan las medidas de seguridad indicadas. Toda esta información yo la registro y se elabora un parte para enviar al policlínico. Luego se hace otro de la pesquisa diaria en la totalidad de la zona de Salud”.

Con tal sistema de trabajo, al finalizar la jornada de este jueves, en Las Tunas se habían pesquisado 451 mil 67 personas, lo cual permitió identificar a poco más de 500 con IRAs. Este método de trabajo resulta muy valioso para el conocimiento del escenario epidemiológico, la prevención de la Covid-19 y otras enfermedades, así como estrategia de educación para la salud.

HEROÍSMO POR DOQUIER

medico56En la dirección del área de Salud, allí, en la policlínica Aquiles Espinosa, se desempeñan otros de los héroes de Las Tunas, es el doctor Alexis Arnedo Rodríguez con quien 26 Digital dialogó hace unos días mientras trabajaba en la consulta de recepción de los casos con síntomas respiratorios.

Completamente vestido de verde y con estricto apego a las normas de seguridad a ese nivel, el galeno conversó acerca de cuánto hace el país para frenar la pandemia y la importancia de que cada tunero y cubano sea consciente del peligro.

Quedarnos en casa es el mejor antídoto contra la Covid-19, que en Las Tunas tiene en la Atención Primaria de Salud su primer obstáculo. Sí, porque el nuevo coronavirus nos ha robado, en estos días, los abrazos y besos; no los afectos: ahí están en los más de 500 consultorios, las policlínicas, hospitales, centros de aislamiento y, sobre todo, en el personal sanitario que vela por su bienestar, el mío, el de todos.