ambulancia covid

Las Tunas.- El Grupo Temporal Nacional de Trabajo para la Prevención y Control de la Covid-19 acordó este viernes retroceder al municipio de Las Tunas a la tercera fase dentro de la etapa de recuperación pos-Covid-19, atendiendo al incremento sostenido de los casos positivos al SARS-CoV-2. El resto de los municipios continúa en la nueva normalidad.

El anuncio de este viernes oficializa un estatus que ya existía de hecho, a partir de todo un grupo de medidas aplicadas por las autoridades locales, y otras que entrarán en vigor en los próximos días, para estrechar la vigilancia epidemiológica en la cabecera territorial.

Desde que esta pandemia llegó a suelo tunero a finales de marzo del 2020, la cabecera territorial acapara más del 60 por ciento de los 354 casos positivos detectados aquí hasta el cierre estadístico del 18 de febrero del 2021. En lo que va de febrero el acumulado es de 94 casos, de los cuales 85 son del municipio capital.   

El aumento de los nuevos positivos al SARS-CoV-2 en la Capital de la Escultura Cubana, sobre todo a partir del mes de diciembre, obligó a las autoridades locales a adelantar varias medidas de restricción de servicios no esenciales en dicha zona, la más poblada de la provincia.

En enero, mientras, se reiteraba el uso obligatorio del nasobuco en lugares públicos, la desinfección de manos y superficies de uso común, la prohibición de la entrada de trabajadores con síntomas respiratorios a los centros de trabajo, garantizando su remisión a las instituciones de Salud; se insistió en la obligatoriedad de los pasos podálicos en las condiciones higiénicas adecuadas y embebidos en hipoclorito al 0,5 por ciento a la entrada de áreas comunes. Además, se proscribieron las actividades públicas, reuniones o fiestas que supusieran aglomeraciones.  

Luego, en el municipio de Las Tunas redujeron el transporte público de personas, fueron restablecidos los controles sanitarios en sus límites con varios territorios vecinos; se suspendieron los servicios de las casas de abuelos y los diurnos en los hogares de ancianos; y se prohibieron las visitas a los pacientes ingresados en los hospitales.

En febrero, a tono con el fortalecimiento de los controles sanitarios para los viajeros internacionales, ellos comenzaron a aislarse nuevamente en inmuebles estatales previamente preparados, al tiempo que se ampliaron las capacidades de aislamiento para contactos de pacientes confirmados o sospechosos; y con la aplicación del Decreto Ley 31 se robustecieron las medidas punitivas contra los infractores de las normas sanitarias establecidas.

Independientemente de que es prerrogativa de su homólogo nacional indicar el paso de una fase a otra, esta semana el Grupo Temporal Provincial anticipó otros pasos para cortar la transmisión. En el orden de la atención de Salud anunció que redoblaría la vigilancia epidemiológica a nivel comunitario, reforzándose las restricciones de la entrada innecesaria a las instalaciones hospitalarias, agregando que no se permitiría el suministro a los pacientes ingresados de alimentos adicionales a los proveídos por la unidad asistencial y que solo se les permitiría acompañantes a quienes tengan limitaciones físicas o mentales.

A las restricciones al transporte público le añadió su limitación al 75 por ciento de las capacidades en los ómnibus, siempre con las disposiciones sanitarias obligatorias, redoblándose los controles en los puntos de vigilancia ubicados en los accesos por carretera a la capital provincial. Asimismo, informó que los vehículos ligeros u otros de traslado de personas que por razones plenamente justificadas necesiten salir o entrar a la provincia, para hacerlo deberán portar una carta de autorización expedida por las autoridades locales, según corresponda.

Tal cual indica el plan aprobado por el Consejo de Ministros para la etapa de recuperación pos-Covid-19 en Cuba, dado a conocer en junio del 2020, se mantendrán las actividades del curso escolar, lo que no significa un relajamiento de las normas de bioseguridad, sino todo lo contrario. De este modo en la Enseñanza Primaria se mantendrán las clases de lunes a viernes, evitándose el hacinamiento; la educaciones Secundaria, Preuniversitaria y Politécnica continuarán con el escalonamiento por grados; los círculos infantiles proseguirán prestando sus servicios; y en las casas de infantes sin amparo familiar no se realizarán actividades fuera de sus inmuebles. 

Es la primera vez que alguna parte del Balcón del Oriente Cubano rompe con la tendencia positiva en su paso por las diferentes fases establecidas por el Gobierno cubano para organizar la vida de la nación de acuerdo con la situación epidemiológica. Así, tras superar la etapa de transmisión autóctona limitada pasó a la fase 1 el 19 de junio del 2020, a la fase 2 el 3 de julio; y a la 3 el día 20 del propio mes. Las Tunas se encontraba en la nueva normalidad desde el 20 de octubre.

Covid Las Tunas Parte del 19 Febrero

Escribir un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Código de seguridad
Refescar