paciente manati

Las Tunas.- El alta clínica a la última paciente de los 17 positivos a la Covid-19 en esta provincia evidencia la tendencia al control de esta enfermedad, que hoy amenaza con convertirse en endemia en el territorio nacional.

Delia Pérez Concepción, de 87 años de edad y residente en el municipio de Manatí, fue detectada como positiva al virus SARS-CoV-2 durante el estudio nacional en población aparentemente sana. Ahora disfruta del calor del hogar y muestra el agradecimiento a quienes le devolvieron la sonrisa.

Onel Alonso Pérez, hijo de la paciente, refirió a la emisora La Voz del Faro que, desde su ingreso, la familia mantuvo una comunicación diaria con los profesionales del hospital Fermín Valdés Domínguez. Dijo que tras el resultado de su madre, contactos de ella fueron aislados en la escuela especial Frank País y posteriormente en los domicilios.

De acuerdo con los protocolos médicos, Delia permanecerá 14 días aislada en la vivienda bajo la vigilancia estricta del personal de la Atención Primaria de Salud.

Con esta buena nueva, todos los casos confirmados en Las Tunas fueron dados de alta clínica, y 13 de ellos ya recibieron el egreso epidemiológico, tras cumplir con el aislamiento en las casas. Recordemos que, lamentablemente, uno de los reportados falleció.

La aparente tranquilidad no debe ser motivo para descuidar las medidas higiénicas ni el distanciamiento social. Los especialistas alertan que en esta etapa pudieran surgir nuevos eventos como ocurre en varias naciones donde se aceleraron los planes de desconfinamiento.

Al respecto, el doctor Pedro Más Bermejo, vicepresidente de la Sociedad Cubana de Higiene y Epidemiología, refirió a Cubadebate que “las medidas de relajamiento deben ser bien pensadas y con indicadores que permitan evaluar lo que se hace por territorios”. El país tiene concebido etapas de recuperación en las que se abrirán servicios y actividades bajo la estricta organización de los procesos.

Los expertos predicen que la Covid-19 podría convertirse en una endemia. Entiéndase por ese término a la presencia habitual de una enfermedad en población determinada. “Por el comportamiento de los últimos días podemos hablar de una tendencia a un control de la enfermedad. (…) Este control significa que el Sistema de Salud puede soportar lo que viene a futuro, que es la endemia”, afirmó Más Bermejo.

Cuba debe aprender a convivir con el virus. Ahora, incluso más que antes, hay que extremar las medidas higiénicas y el distanciamiento social, y estar atentos a las disposiciones gubernamentales.