Jueves, 13 Septiembre 2018 06:08

¿Mil 500 por vender materias primas?... pues no vendo

Escrito por Yaidel M. Rodríguez Castro (Tomado de Radio Cabaniguán)
¿Mil 500 por vender materias primas?... pues no vendo Fotos: Del autor

Jobabo, Las Tunas.- Rubén Figueredo llegó con los ojos aguados y la voz entrecortada a la recepción de Radio Cabaniguán. El hombre venía disgustado y dispuesto a contar su historia a algún periodista. Una multa de mil 500 pesos le había borrado la alegría de los 200.00 que se había ganado recogiendo materia prima durante un tiempo corto.

Ruben-recogedor-de-materia-"¿Cómo que lo multaron por vender eso?", le interpelé.

"Pues sí, me pusieron mil 500 pesos. Imagínese, de dónde voy a sacar ese dinero, si lo que yo hago son unos quilos para el diario", contestó el hombre con el rostro colorado de indignación.

"Llevé a vender unos tarequitos que fui recopilando en la calle; cartones viejos de cajas de pollos, laticas de cerveza, unas botellitas y pedazos de metal; me pasé casi un mes para reunirlos entre mi hija y yo. Acabando de desmontarme del coche en que los trasladaba, un inspector me abordó y dijo que me iba a multar por no tener licencia.

"Fíjese que esto lo hago ocasional, vengo una o dos veces al mes y lo que me queda de ganancia después de pagar el coche son 80.00 o 100.00 pesos, ¿cómo usted cree que voy a pagar una multa de mil 500? Además, todo no es mío, eso lo compartimos mi hija y yo. Nada, pues me pusieron los mil 500".

Su hija Diannerys Figueredo Martínez, una muchacha inhabilitada para trabajar, interrumpe el diálogo y expresa que a ella le hicieron una advertencia y por poco corre con igual suerte cuando discutía con el supervisor por el caso del padre: "Me dijo: Cállate que también te voy a poner la multa".

SACO ADENTRO

Osmel-Avila-jefe-de-tienda-El andar de unos cuantos jobabenses, que buscan en esa actividad un alivio a la economía familiar, se vio truncado en las últimas dos semanas por contravenciones y apercibimientos ante la "ilegalidad" de vender sin licencia de Recolector Vendedor de Materias Primas, en la tienda destinada a ese fin en la localidad.

"Aquí llegaron unos cuantos supervisores con su jefa de equipo y comenzaron a inspeccionar a los vendedores, diciéndoles que sin esa licencia no podían ofrecernos nada; sin embargo, en la Resolución 50 del 2016 no dice por ninguna parte que deben tener patente para el expendio", afirma Osmel Ávila León, responsable de Producción en la Casa de Compra de Materias Primas del municipio.

"Lo que nos explicaron fue que a raíz de una verificación fiscal se les exigió a los supervisores conciliar los datos de las personas que venden y velar por la legalidad. Fíjese, que en estos días ha disminuido el volumen de recaudación de manera significativa, de unos 20 clientes que asistían en una mañana aquí, ahora promedian de siete a ocho por día. Tienen miedo a las multas", refiere.

El plan está en riesgo. Se calcula que en septiembre Jobabo no llegue ni a la mitad de las 68 toneladas de productos reciclables, pues casi las tres cuartas partes de ese volumen salen de los recolectores ocasionales, y si no pueden operar sin licencia... ¿qué sucederá con ese programa que sustituye importaciones y genera divisas al país?

"Nos preocupa que se trata de individuos que vienen una o dos veces al mes y el valor de lo que perciben no es significativo, estamos hablando de 80.00 hasta ciento y tantos pesos, cuando más llegan a los 200.00. Y son personas que cuando usted las mira se da cuenta de que viven en condiciones muy complejas, que hacen esto para subsistir, no para un lucro propiamente dicho", argumenta indignado Sebastián Acosta Suárez, el cajero de la entidad, quien señala el montón de desechos y refunfuña...

Cajero-de-la-tienda-Jobabo-"Esto lo recoge la gente en las calles, en los basureros, en sus casas... y no le hacen ningún daño a nadie, al contrario, contribuyen con la economía de la Isla".

La respuesta de Bárbara Ramírez, directora de Supervisión Integral en la localidad, fue: "El decreto no me dice si el ciudadano tiene problemas o no. Expresa: ejercer una actividad que esté debidamente autorizada y no poseer licencia para hacerlo. Cuando va más de una vez, cuando va dos o tres es porque se está dedicando a dicha actividad". Esa resultó más o menos la misma aclaración que hizo el fiscal jefe Elio Luis Figueredo Vázquez.

Aquilino Vázquez, un hombre que pasa de los 70 años y que evidentemente lo que vende no le alcanza para pagar impuestos, aclara qué es ocasional. "A veces, cuando tengo necesidad de 10.00 o 20.00 pesos salgo por ahí y recojo unas laticas, alambres viejos, cartones de cajas de pollo, herraduras... y vengo y los vendo, porque es la única forma de buscarme la vida, ya que la chequera no me da para cubrir los gastos diarios de la casa.

"Pero ahora, con todo este problema de las multas y que los inspectores andan detrás de uno, vaya, no sé qué voy a hacer".

QUÉ DICE LA LEY

Al consultar a especialistas en el tema, los másteres en Derecho Constitucional y Administrativo, Yordanis Álvarez Alzar y Yulier Pérez Borrego, entendemos que hay vacíos legislativos que evidentemente requieren de la interpretación y un análisis más profundo por parte de las autoridades para no perjudicar a la población.

"Es cierto que aparece la figura del Recolector Vendedor de Materias Primas dentro del trabajo por cuenta propia, pero hay que valorar qué es una actividad. En cuestiones de leyes se entiende como tal la acción o el hecho que se realiza con sistematicidad, y al mismo tiempo la Ley no recoge qué cantidad de veces tiene que hacerse la venta para que se catalogue como actividad.

"Entonces se puede comprender que esas personas que van de manera irregular no ejercen una actividad como tal, sino un negocio civil, una acción económica que sí está autorizada. Es por ello que en la tienda no piden licencia para comprar", aclara Yulier.

Yordanis se pronuncia en ese mismo sentido. Opina que hubo un error al determinar que cualquier cliente que fuera a vender materias primas estaba cometiendo una violación.

"Realmente no en todos los casos califica como actividad económica, para que se considere así necesariamente tiene que haber permanencia, estabilidad, lucro... y estamos hablando de individuos que realizan una acción como método de subsistencia y sin ingresos estables por eso. La mayoría son ancianos, amas de casa, personas de bajos ingresos, incapacitados para trabajar, que ayudan al país para erradicar vertederos. Lejos de multarlos, debían reconocerlos".

Lo más difícil ahora será que los directivos de las instituciones implicadas reconozcan que se actuó a la ligera y sin medir las consecuencias sociales y económicas de las contravenciones y advertencias. Pues no solo se trata de Rubén y su hija; o de Bertica, una barrendera de Comunales que de vez en cuando vende algunos cartones y botellas que encuentra en la calle, o de Aquilino que en la última ocasión solo percibió 12.00 pesos por unos alambritos machucados..., sino otro puñado de jobabenses. Algunos multados en la puerta de la tienda o advertidos en sus casas por los supervisores con listado en mano.

"Mientras no se aclare la situación, no puedo seguir en esto. Imagínese, ¿mil 500 por vender materias primas en Jobabo?... pues no vendo", soltó a boca de jarro un hombre cuyo nombre no quiso revelar ante el temor a las sanciones.

Visto 2258 veces Modificado por última vez en Jueves, 13 Septiembre 2018 16:09

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • Invitado - AHA

    Tuneros, muy bueno el artículo, bien manejado por el periodista, ahora lo que hace falta es que alguien le siga la pista a la respuesta y que se haga justicia con este señor, la verdad que hay personas que se creen que con un carnet de inspector pueden mover el mundo sin medir consecuecias y al margen de la ley, interpretando a su manera, qué se ponga en el lugar y situación de Rubén para que saque sus propias conclusiones.

    Like 0 Short URL:
  • Invitado - Orlando

    Esa historia se me parece a una publicada hace un tiempo en Juventud Rebelde en la cual, una inspectora impuso una multa a una mujer, científica, que estaba ofertando una pieza de vestuario. Quien sabe porque necesidad. Eso es un extremismo. Esto tambien. Aquella multa se anuló, espero que esta tambien. Mas que daño, ese pobre infeliz esta haciendo beneficios para el pais. Quizas mas que los actuantes. El hombre, desde cuaquier cargo que desempeñe no puede ser lobo de otro hombre.

    Like 0 Short URL:
  • Invitado - Efrain Núñez Funes

    Realmente sin tenter los detalles asumo que es un abuso, pero a mi juicio se trata de tener inspectores insensibles que les place demostrar que tienen poder, esto abunda desgraciadamente en mi país. Personas que ocupan cargo que les posibilita hacerle ver a los demas que tienen poder, se sienten realizados con sus abusos, por esa vía se convertiran en esbirros legales, es una especie de corsario en tierra, que alguien tan insensible como el mismo inspector abusador les dio el cargo para siendo su complice compartir sus resultados. No se si hace falta licencia para recoger latas que todos tiran en cualquier lugar y que nadie multa a quien las tira. Debiamos agradecerles a quienes agarren esas latas y la vendan en materia prima sin necesidad de tener que pagar una licencia, es de las cosas más absurdas que he conocido, pagar licencia para recoger lo que otros botan. Vaya ud a saber que movio a este supuesto inspector.

    Like 0 Short URL:
  • Invitado - Mode

    lo importante de este tema es ver que las personas aun con un nivel cultural bajo ya se atreven a denunciar a estos señores con talonario que un por ciento muy alto se exceden en sus facultades y luego abusan dejando en evidencia a nuestro sistema social que a pesar de las dificultades es bastante justo.

    Like 0 Short URL:
  • Invitado - Karell Ortiz

    En la nueva Constitución, no se ha aclarado aún que se concidera TRAICIÓN A LA PATRIA, pues ya pueden comenzar ha arrojar luz sobre el tema con el actuar de estos funcionarios públicos, que como la palabra lo dice, son representantes del gobierno cubano, y están dando una imagen negativa del gobierno, al (según lo leído en este mismo artículo) perseguir, infundar el temor a represalia, y sobre todo impartir INJUSTICIAS EN NOMBRE DE LA LEY. Son a estos cuidadanos con cargos, que responden al pueblo, porque así es nuestra sociedad socialistas, a los que se debe juzgar por sus acciones, porque el PUEBLO no apoya su actuar... ahora queda de parte del las autoridades a niveles superiores, tomar las medidas para evitar vuelvan a ocurrir cosas como esta. Y promover y asignar los cargos de inspectores a personas, que tengan como principal cualidad SABER PENSAR y ser HUMANOS

    Like 0 Short URL:
  • Invitado - Rail

    Estas son cosas que nos llevan a la destrucción de una sociedad socialista, hasta cuando el pueblo va a permitir estos abusos vivimos en una sociedad que para las autridades toso es ilegal

    Like 0 Short URL:
  • Esta muy bueno que se halla publicado este penoso suceso ,lamentablemente en nuestra sociedad existen personan como este inspector que se creen cosas ,que son extremista y detrás se esconde un oportunista son los que se quieren comer al mundo y por detrás salen cargador con los bolso o mochilas de algún sitio donde supuestamente van a inspeccionar .Lamentablemente en diferentes puestos de nuestra sociedad existen estas persona que en vez de resolver un problemas causan miles sin justificación y espero que el compañero Ruben vea el fruto de la justicia.

    Like 0 Short URL: