dc165975

La Habana.- El presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, aseguró este viernes que el sentido fundamental de todos los que están trabajando en función de enfrentar la pandemia de la Covid-19 en Cuba, es precisamente salvar las vidas de nuestro pueblo.

Las medidas que se han adoptado y las que vendrán, y sobre todo el sentimiento, la responsabilidad y el compromiso de quienes están dando esta batalla, son por la vida, afirmó el mandatario.

Por eso, agregó, necesitamos también la comprensión y el apoyo de nuestro pueblo. "Alguna medida puede parecer en algún momento extrema; puede perjudicar a alguien en particular, porque cuando se toman medidas en un universo tan grande de situaciones y de personas, unos pueden estar más perjudicados que otros; puede haber, incluso, algunos casos particulares en los que no se obró de la manera más correcta o más clara; pero sí hay que tener en cuenta que todo lo que se está haciendo es precisamente para salvar las vidas, que es el principal objetivo y la principal preocupación que tenemos", afirmó.

Díaz-Canel destacó que hasta ahora se han ido logrando buenas cosas en la nación: "Tenemos menor índice de infestación del que podíamos esperar, a partir de cómo ha sido el comportamiento de la enfermedad en otros países. También tenemos un menor indicador en gravedad y casos críticos. Pero ello no nos satisface, hay que seguir trabajando y eso no nos puede generar confianza". Continuamos insistiendo, apuntó, en que todavía no hemos entrado al momento en que esperamos tener la mayor acumulación de casos.

El mandatario se refirió a la buena noticia sobre el alta médica a los 43 trabajadores que apoyaron la operación del crucero británico MS Braemar, los cuales se encontraban en cuarentena y ninguno contrajo la enfermedad del nuevo coronavirus. En ellos consideró Díaz-Canel, se destacaron el valor, el humanismo, el altruismo y la profesionalidad.

A las puertas de un nuevo fin de semana, el Presidente de la República reiteró su llamado a que la población continúe en aislamiento social, lo que "nos pueda dar ganancia en tiempo, para cortar la transmisión de la enfermedad".

En la misma medida en que se ha incrementado la percepción de riesgo, comentó, las personas han sido más disciplinadas, han contribuido y han participado de manera más activa, exigiendo también el cumplimiento de todas las medidas tomadas. Pero nos quedan insatisfacciones, dijo, en el comportamiento de algunos que no observan todas las normas.

Como parte del seguimiento al Plan para la Prevención y el Control del nuevo coronavirus en Cuba, en la reunión se pasó revista de manera particular al trabajo que despliega el Consejo de Defensa Provincial de Holguín para la contención de la Covid-19 en su territorio, donde hasta la fecha se habían confirmado ocho casos, así como al quehacer de la Aduana General de la República ante este difícil contexto de la pandemia.

Acerca de este último tema el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, indicó reforzar las medidas de control sobre todas las mercancías que están siendo almacenadas hoy en el país, ante la interrupción temporal de los despachos de las cargas no comerciales.

Igual que sucede siempre en estos encuentros en el Palacio de la Revolución, el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, actualizó a la dirección del país respecto a la situación con la Covid-19 en la Isla, donde se reportaban 269 casos confirmados en 74 municipios y permanecían ingresados mil 518 considerados sospechosos.

Este viernes, además, se les daba seguimiento a nueve mil 861 contactos directos; se vigilaban por la Atención Primaria de Salud a 26 mil 587 personas; y se habían pesquisado en esa jornada a un total de nueve millones 214 mil 218 nacionales, de ellos un millón 781 mil 587 adultos mayores.

Al hacer una valoración de los pacientes que habían sido atendidos con la Covid-19 en Cuba, detalló el titular que el 52 por ciento eran hombres; un 63,2 por ciento estaba comprendido entre las edades de 25 a 59 años; los de más de 80 años constituían el nueve por ciento y menores de 12, un seis por ciento.

Explicó que en el mundo alrededor de un 20 por ciento de los casos desarrollan formas graves de la enfermedad, indicador que en la Mayor de las Antillas se sitúa hasta hoy en un ocho por ciento, lo cual puede estar vinculado con la inmediatez con que se atienden a los pacientes, a partir de la pesquisa activa que hace el país; o también al protocolo de tratamiento utilizado, en el que se incluye el medicamento cubano Interferón Alfa 2b Humano Recombinante, de alta eficacia en el combate al nuevo coronavirus.

Escribir un comentario