campaña de frío

Las Tunas.- La siembra de cultivos varios correspondiente a la campaña de frío, desarrollada desde el mes de septiembre hasta el febrero próximo, todavía no alcanza los resultados esperados. Los planes previstos hasta la fecha no se cumplen, a pesar de los esfuerzos de los productores, fundamentalmente por el déficit de combustible, lo que imposibilita la preparación de las tierras y de los cultivos y recae además, en la Empresa Provincial de Acopio, lo cual afecta la recogida de productos en tiempo y forma.


En diálogo con Luis Oro Torres, subdelegado de Cultivos Varios en la provincia, conocimos que la campaña al cierre de noviembre se cumple solo al 69 por ciento, pues de las 11 mil 652 hectáreas planificadas,  lograron ocho mil 29 hectáreas. De igual manera, en las viandas no se obtuvieron los resultados óptimos, pues quedaron pendientes de las planificadas 557 hectáreas.

Valores similares los alcanzan las frutas, las hortalizas y los granos, que aún no llegan a cumplirse en su totalidad, todo ello, al decir del subdelegado, afectado por la situación del combustible, factor que influye desde el pasado mes de julio y repercute en la totalidad de los municipios en el territorio.

“Aunque se ha hecho un esfuerzo -destacó Oro Torres- se ha entregado muy poco líquido para los medios, casi menos del 10 por ciento, y la siembra de más de tres mil hectáreas de parcelas con tracción animal nunca va a sustituir la mecanización, ni se van a obtener altos índices”, aclaró.

En ese sentido, refirió además, que de los insumos por entregar solo se han dado los medios biológicos y los biofertilizantes, pues también hay dificultad con los químicos. “La pequeña cantidad con la que se cuenta de estos productos hoy solo se destina a las prioridades que son el frijol para el balance, algunas viandas, tomates y otras hortalizas”, explicó.

Además de la tracción animal implementan algunas alternativas con el objetivo de disminuir las brechas entre los planes y los reales. Es por ello, que se trabaja con el empleo del mínimo de laboreo, como el caso del plátano, se rotula con los bueyes, se siembran cultivos de ciclo corto y priorizan bajo riego el boniato del autoabastecimiento, que son 65,1 hectáreas mensuales, el tomate del balance y tutorado, el frijol y la yuca.

Escribir un comentario