95de8e3c71de4901cf0e9809ac7d5417 LLas Tunas.- Al principio Ada Irma Suárez creyó que era una broma. Se habían juntado tres personas urgidas de llegar hasta el hospital Ernesto Guevara de la capital provincial, caía la noche, pero la necesidad no cree en horarios. “Paramos a un cochero y él nos propuso que le diéramos 40.00 pesos cada uno, o sea, valoró el viaje en 120.00 pesos. Le reclamamos y dijo que nos fuéramos a pie o esperáramos la primera guagua de la mañana”. Para esta jubilada fue demasiado.

 

Deisy Peña no tuvo tantas opciones, debía regresar del municipio de Manatí y ante la falta de camiones particulares y los turnos del único ómnibus más que repartidos se vio junto a un auto cuyo conductor exigía 60 pesos (CUP) “¡Como si una se ganara el dinero tan fácil!, pero como no tenía otra opción, tuve que darlos”, cuenta.

Betsy Batista, con su niña pequeña de la mano concuerda en lo compleja que se ha vuelto la situación con el transporte urbano en esta provincia del oriente cubano: “Nosotras vivimos cerca del Aeropuerto y el círculo infantil de la niña es el Volodia. Tengo que madrugar muchísimo para dejarla en su aula y llegar temprano al trabajo. Antes me iba para la parada de las guaguas y resolvía, pero ahora se me hace imposible y no gano lo suficiente como para pagar los coches todos los días”. 

Las causas

Desde mayo comenzaron a sentirse aquí los efectos del déficit de combustible que afronta el país a causa del recrudecimiento del bloqueo económico estadounidense y el asedio de Washington a Venezuela cuyos suministros a Cuba se han visto reducidos. Ya desde esos días a Las Tunas solo llegaba el 70 por ciento del combustible normalmente asignado para el transporte público de pasajeros y el trasiego de mercancías.

En la primera de sus varias apariciones ante los medios de comunicación locales el director de la Empresa Provincial de Transporte de Pasajeros y Cargas Generales, Luis Enrique Arias Peña trazó las directrices de una estrategia que no ha tenido cambios: mantener dentro de lo posible todas las rutas existentes tanto dentro de la capital provincial, como desde esta hacia los diferentes destinos en el resto de los municipios; lo mismo con las rutas de ómnibus y de los ferrómnibus (carahatas) a las diferentes comunidades rurales y costeras en viajes en fechas alternas y siempre serán dos viajes: al inicio y fin de cada jornada.

Paralelamente se continuó asegurando el traslado indispensable de mercancías de alto impacto en la vida de la población como los productos de la canasta básica familiar normada, la merienda escolar y la harina para el pan. Así como servicios claves ligados a la atención médica y las funerarias. A finales de la semana pasado la situación pareció tocar fondo. “Se agotó todo el combustible que tenemos para trabajar y, en consecuencia, la mayoría de los servicios de transportación de pasajeros están paralizados”, dijo el director provincial de Transporte a la radio local”, informó.

El miércoles el propio presidente de los consejos de Estado y de Ministros Miguel Díaz-Canel confirmó los problemas que afrontaba el país especialmente para acceder al diésel. Tanto en su intervención como en la del titular de Transporte Eduardo Rodríguez Dávila  precisaron los pasos subsiguientes tendientes a priorizar el traslado de combustible, de alimentos, de las exportaciones, también a las operaciones portuarias, aeroportuarias, los centros de carga y descarga, la canasta familiar normada y  servicios de salud. Obviamente será necesario al reorganización del servicio de transporte público.

En Las Tunas esto se ha traducido además en otros pasos concretos entre los cuales se encuentra que los vehículos de los organismos apoyen el servicio a la población, fundamentalmente en las rutas de mayor afluencia de personas. Arias afirmó haber recibido quejas de transportista que se han aprovechado de la situación para subir los precios. Y advirtió: “Es el momento de no abusar de la población. Los cocheros no tienen ninguna justificación para subir los precios establecidos”.

Sin embargo, atenidos a las informaciones dadas a conocer por el presidente de los consejos de Estado y de Ministros en la tarde-noche de este miércoles las restricciones en la disponibilidad de combustible continuarán.

Efectos y… acciones

En la Terminal Ferromnibus de la ciudad capital tunera, las faenas han estado matizadas por la intranquilidad. “Hemos afrontado una situación muy tensa con respecto a los porteadores privados, cuyo desempeño es de vital importancia en la transportación, afirma Eulider González Ortiz, jefe del complejo. Él asegura que “desde el 15 de agosto se redujeron los viajes a los municipios”.

 “Nos está golpeando además la falta de inspectores. Sabemos que los carros de las empresas no están colaborando como deberían y necesitamos estar allí para velar porque lo hagan”, comenta Eulider González.

“Con respecto a los cocheros, les hemos retirado los documentos a varios indisciplinados y exhortamos a la población que nos haga llegar cualquier queja que tenga sobre alguno de ellos para tomar las medidas pertinentes”, recalca el directivo.

En la acera de enfrente Librado Hernández quien cubre la ruta hacia el municipio de Colombia al volante de su camión expresa: “Sabemos que es el pueblo quien sufre las consecuencias. Las carreteras están llenas de personas uniformadas, enfermeras, médicos, militares, que necesitan viajar por cuestiones laborales y ahora también están los estudiantes”. “No vamos a dejar de trabajar, sabemos que hay que apoyar al Estado y lo haremos, solo queremos que los viajes sigan siendo rentables”, comenta.

Las prioridades

Tanto frente a las cámaras de la televisión como los micrófonos de la radio, las autoridades del transporte y del Gobierno aquí han sido inequívocas en su mensaje: preservar la vitalidad las cuestiones más perentorias. Ese es el caso del traslado de los estudiantes internos. Al respecto Nilser Piñeda Cruz, director provincial de Educación insistió en que “la Dirección Nacional de Transporte Escolares nos asegura el combustible de la salida y la entrada del pase de los estudiantes”. “El sector educacional es una prioridad del Gobierno y la dirección del PCC en la provincia”, subrayó.

Por su parte la Agencia de Taxis, en coordinación con el Consejo de Administración en el municipio cabecera establecieron un reglamento que pretende poner orden en las labores de los mototaxis. Raúl González, especialista comercial de Agencia de taxis Las Tunas, explicó a la prensa que estos vehículos solo podrán prestar el servicio de alquiler fuera de los horarios picos. “Es importante decir, les subrayó González, que tienen que cumplir con las tarifas de precios, tres pesos en los primeros tres kilómetros, aunque puedan moverse libres en algunos horarios es respetando estas tarifas”.

Por delante ciertamente vendrán días en los que, el esquema diseñado prioriza destinos mucho más perentorios para los deprimidos niveles de combustible que recibe la provincia. Esto no solo hace que el transporte público estatal, y privado también, por razones obvias no sean los primeros a la hora de repartir. Dicha situación hace mucho más la colaboración ciudadana, empresarial e institucional no solo en el uso racional del diésel o la gasolina disponible son también en concretar ese apoyo necesario a quienes necesitan trasladarse de un lugar a otro y no tiene otro modo que hacerlo sino en esos vehículos estatales que en demasiadas ocasiones se ven circular vacíos.

 

info combustible 1